domingo, diciembre 27, 2009

Babelia y sus tonterías de fin de año


A veces quisiera ser más tolerante, menos irritable, imprimir a mi rostro una sonrisa casi beatífica y saludar con salvas de aplausos cada idea, cada línea, cada párrafo que se produce en el primero o en el cuarto mundo, pero lo cierto es que al ver engendros como la lista de Babelia con los mejores libros del 2009, no puedo menos que indignarme ante la desfachatez (ceguera, tontería, blindaje mental, casticismo a ultranza, podrían ser sinónimos válidos) de los cincuenta críticos que parieron tal entuerto.
Y es que la listilla revela, entre otras cosas, la insistencia de la “crítica española” por colocar a sus autores a la par de los pesos pesados de otras latitudes y, por otra parte, lo cual es no menos preocupante, expresa la política de los dueños de El País orientada a “mercadear” los productos de sus socios editoriales, un hecho que ya ha sido denunciado hasta la saciedad, pero que alcanzó sus niveles más altos con el “caso Echevarría”.
Aunque es odioso repetir el cliché de las comparaciones, me atrevo a proponer algunos títulos publicados en 2009 y ustedes me dirán si no merecen “desbancar” a unos cuantos de la selección babélica: El Museo de la Inocencia (Orhan Pamuk), Fragmentos de un cuaderno manchado de vino (Charles Bukowski), El material humano (Rodrigo Rey Rosa), Gabriel García Márquez. Una vida (Gerald Martin), Papeles inesperados (Julio Cortázar), La reina en el palacio de las corrientes de aire (Stieg Larsson), El insomnio de Bolívar (Jorge Volpi).

viernes, diciembre 25, 2009

Mayra Oyuela habla sobre Tierras del Nunca Más


Mayra Oyuela:
“Los artistas hondureños hemos estado en resistencia siempre, al menos los que representamos la moral y la ética o lo que queda de ella.”

México DF.- En entrevista telefónica desde Tegucigalpa, Mayra Oyuela (1982) da los pormenores de la exposición itinerante Tierras del Nunca Más; la poeta y activista política recién regresó de San Pedro Sula, Trinidad, Copán y Tocoa, para preparar el montaje de las fotografías en la capital hondureña: “La muestra será el próximo 27 de diciembre en el marco de una feria político-cultural en la que estamos trabajando. Es el cierre de nuestra actividad para fin de año y no como celebración, más bien para un recuento de nuestra lucha y de nuestras obligaciones para dar los siguientes pasos dentro de la Resistencia”
“La muestra no sólo contiene imágenes de la represión, también expone los momentos heroicos de la Resistencia, de sus pérdidas, de su sufrimiento, pero sobre todo de la fuerza política que ejercemos. En el caso de Paúl Carbajal, la crudeza de la imagen toma por sorpresa al espectador, la violencia implícita de la represión equilibrada con la puntualidad estética del fotógrafo; Hugo Bautista es un fotógrafo panorámico, hay mucha poesía en la imagen de Hugo; Ariel Sosa, el más joven de los exponentes, tiene una dedicación por el detalle con mucha fineza; Irene Madariaga retrata a la perfección la visión de la mujer en Resistencia, los artefactos militares, en una de sus fotografías, que es un helicóptero en movimiento, se puede percibir las hélices y el zumbido descendiendo, remitiéndonos a los días de mayor represión en las marchas” –apunta Mayra Oyuela- participaron 5 fotógrafos, uno ya no está en Honduras, después de ser detenido y torturado por agentes del ejército, Delmer Membreño vive el exilio en Santiago de Chile.

Autora de los libros de poesía: Escribiéndole una casa al barco (2006) y Puertos de Arribo (2009). Mayra Oyuela es cofundadora de los grupos Paíspoesible y Artistas en Resistencia, precisamente este colectivo autogestionó la exposición fotográfica, que incluirá un libro y 9 postales para utilizarlas en el correo tradicional: “Será paradójico enviar las postales con esas imágenes tan definitivas de la represión con un sello postal de un gobierno de facto que jura no haber violentado los derechos humanos, las imágenes hablan por sí mismas, también deberían de imprimir a Goriletti en una estampilla diciendo: ‘yo no fui’. Ya veremos cuando la Corte Penal Internacional les saque los trapitos al sol, qué hacen los golpistas con sus estampillas y sellos”

MC.-Mayra, ¿qué viste y viviste durante la gira de la exposición fotográfica Tierras del Nunca Más?, a grandes rasgos, ¿cuál era el entorno y las historias de los lugares donde pernoctaron?
MO.- Es difícil hablar a grandes rasgos de lo que viví en las ciudades destinadas para la muestra fotográfica Tierras del Nunca Más, pero hay testimonios que nunca podré olvidar, la solidaridad y lo que compartimos con la gente en Resistencia esos días y noches. Se me viene a la mente el caso de Doña Rosalina Macoto una mujer de 60 años, agricultora y activista de la resistencia de San Pedro Sula, Doña Rosalina me contaba de su huerto de tomates y de todos sus días de lucha bajo el sol y la lluvia, de todos sus años de sobrevivencia, me dijo: “Yo les hablo a mis tomates con la esperanza de ver sus frutos, les digo ustedes deben resistir y crecer, ustedes son como la Resistencia, y cuando obtuve mi primer cosecha -comentó- yo los he compartido con mis compañeros y compañeras en las marchas”. Ella los llama Tomates de la Resistencia -“este ha sido mi pequeño aporte” -me dijo. En Trinidad (Santa Bárbara) no puedo olvidar a los niños que visitaban la muestra, llegaban docenas de ellos y la noche de la quema de chimeneas gigantes con las figuras de Goriletti sin su oreja izquierda -por esa oreja él no puede escuchar-, del Cardenal diabólico Oscar Rodríguez, La maquina golpista y el gigantesco Tío Sam tratando de aplastas al puño del pueblo; los mismos niños, pequeños revolucionarios, daban palo y fuego a la oligarquía de facto representada en las grandes esculturas de papel, ese es el signo pensé, mientras los niños parecían arder entre el humo y las chispas, ellos acabaron hasta con las cenizas, nada quedó de las chimeneas, así como nada quedará en el inventario de sus recuerdos del legado arbitrario de este gobierno de facto. De Tocoa (Colón), recuerdo recibir la noticia de que el Presidente Manuel Zelaya abandonaría la Embajada de Brasil, en medio de un circo revelado por los medios golpistas; vimos el cierre de un canal de Tocoa por dar cobertura a la muestra fotográfica y a una señora decirme que agradecía lo que hacíamos, que ahora no sólo se hablará de la belleza de las armas en Tocoa, que de ahora en adelante también se hablará de la belleza en la cultura.

MC.-El poeta Samuel Trigueros escribió un par de crónicas sobre el recorrido, además sé que la artista visual Lucy Argueta los acompañó; ¿qué impresiones quedaron fuera de lo poco que leímos sobre la gira fotográfica?, ¿a su vez ustedes tomaron fotos de la gente que se miraba al mirar las fotos del holocausto hondureño?
MO.- Tendríamos que escribir un libro de los comentarios dejados por los visitantes a la muestra, además de nuestra experiencia vivida de ciudad en ciudad, viajábamos de madrugada, como ánimas. La muestra la pensamos en un material resistente tanto para espacios cerrados como abiertos, cabía en unas cuantas cajas que sumadas unas con otras dentro de una bolsa negra aparentaban un ataúd, ocupaban muy poco espacio, tomando en cuenta el tamaño de las fotos y la cantidad. La afluencia de personas de todas partes se hizo presente, incluso gente de lugares aislados, personas de otras ciudades salían desde tempranas horas para acudir a la muestra. Los días y las horas resultaron pocos para poder dar oportunidad a todos los que querían verla; recibimos peticiones para llevarla a otros sitios, lamentablemente no contamos con suficiente presupuesto para llevarla a todas las ciudades que la solicitan y en efecto habían muchos de los visitantes que decían mientras miraban las fotos: “yo estuve allí”, “estábamos a unos cuantos metros cuando Isis Obed murió”, “yo también caminé con los copines hacia la frontera con Nicaragua el día que Zelaya quiso cruzar”, “Malditos golpistas cómo destruyeron nuestro país” “en ese avión iba nuestro Presidente”, “yo también corrí pero siempre me alcanzaron los muy hijos de puta”, “igual a mí me reprimieron ese día”, “yo también formo parte de la resistencia de barrios”, “nosotros también cantamos esa noche con Los Guaraguao”, “debemos continuar, somos más”; y así muchos cometarios en medio de la rabia y las lágrimas, todos revivían el sufrimiento, pero también la esperanza de conquistar nuevamente lo que por derecho nos corresponde, una Patria, una vida digna, la reconstrucción de una nueva democracia, con miras hacia el bienestar del pueblo como prioridad.

MC.-El fotógrafo Delmer Membreño fue secuestrado y torturado por el ejército hondureño, en la actualidad vive exiliado en Santiago de Chile, ¿qué otras historias hay detrás del lente?, ¿y del frente de Resistencia en las marchas?
MO.- El trabajo de Delmer Membreño es parte fundamental de la muestra, sus fotografías retratan a la perfección el simbolismo de nuestra lucha, al igual que los demás fotógrafos, cada uno con una visión estética diferente, la calidad de las fotos es indiscutible, la muestra no sólo contiene imágenes de la represión, también expone los momentos heroicos de la Resistencia, de sus pérdidas, de su sufrimiento, pero sobre todo de la fuerza política que ejercemos. En el caso de Paúl Carbajal, la crudeza de la imagen toma por sorpresa al espectador, la violencia implícita de la represión equilibrada con la puntualidad estética del fotógrafo; Hugo Bautista es un fotógrafo panorámico, hay mucha poesía en la imagen de Hugo; Ariel Sosa, el más joven de los exponentes, tiene una dedicación por el detalle con mucha fineza; Irene Madariaga retrata a la perfección la visión de la mujer en Resistencia, los artefactos militares, en una de sus fotografías, que es un helicóptero en movimiento, se puede percibir las hélices y el zumbido descendiendo, remitiéndonos a los días de mayor represión en las marchas. Cabe destacar que todos son jóvenes y la juventud es el mayor representante de la Resistencia, además de ser la más reprimida y la que más caídos ha sufrido.

MC.-En el colectivo de Artistas en Resistencia militan varios fotógrafos, ¿por qué no participaron en la convocatoria de la expo?, ¿cómo decidieron redactar las reglas del libro: Tierras del Nunca Más?
MO.- Es una política consensuada a pura conciencia y ni siquiera hablada, ya nos damos por entendidos, pese a que dentro del grupo existen la mayoría de las disciplinas artísticas, nuestro trabajo siempre ha sido como colectivo detrás del escenario, aunque a muchos no les parezca así, ese es nuestro modo de trabajar y por ello hemos sufridos pérdidas de recurso humano. Dentro del grupo y de las colaboraciones que tenemos de otros artistas hay muy buenos fotógrafos, pero no es ético ser parte de la muestra al mismo tiempo que del proceso de selección, de la pre-producción y producción de una convocatoria de selección como ésta, aunque el comité de selección fue por colaboraciones externas a las del grupo, nosotros nos mantuvimos al margen de los criterios de selección del comité elegido para esta tarea, por diversas razones éticas y por que conocemos personalmente a la mayoría de los fotógrafos que participarían en la convocatoria, pueblo chico infierno grande.
Además hemos sufrido de muchas intrigas alrededor de nuestros trabajos como gestores y productores de actividades político-culturales, sin embargo eso no nos quita la energía de seguir trabajando y llevando la cultural a esos espacios donde tanta falta hace.

MC.-¿Detallarías la ficha bibliográfica del proyecto Tierras del Nunca más?, ¿cuántos fotógrafos?, ¿cuántas imágenes por cada uno?, ¿número del tiraje?, ¿quién escribió el prólogo?
MO.- Bien, el tiraje del libro será de 1,500 ejemplares, a full color, más el texto de presentación y una memoria desde el 28 de junio a la actualidad, realizada por el escritor, artista visual y licenciado en letras Allan Núñez. Los fotógrafos seleccionados para la muestra y el libro son 5: Ariel Sosa, Delmer Membreño, Hugo Bautista, Irene Maradiaga y Paúl Carbajal. El libro contará con 50 imágenes –las mismas de la muestra itinerante-, más 50 textos alusivos a cada una de las mismas. Las imágenes por fotógrafo son el fruto de selección del comité que se eligió para ello, la cantidad de imágenes por fotógrafo varía, producto del comité de selección, según la historia e importancia de la imagen representada, ya para el contexto de story board de la muestra a la hora del montaje.

MC.-La crítica de arte y literatura Helen Umaña, en entrevista con teleSUR, me dijo: “Las fotografías por sí solas, hablan de la magnitud de lo que está ocurriendo en el país. El cronista del futuro que quiera entender este período no podrá remitirse a los periódicos mentirosos que han ocultado o tergiversado la información”; ante la importancia del archivo fotográfico, ¿circulará el libro en el extranjero?, ¿cómo lo distribuirán en Honduras?, ¿quién es propietario del copyright de la edición?
MO.- Esperamos encontrar los mecanismos puntuales para la distribución del libro, es un tiraje mínimo (1,500 libros) para el público que queremos alcanzar y para lograr el nivel de denuncia, al mismo tiempo de recuperación de la memoria, ¿qué hondureño en resistencia no querrá tener este libro?, ¿qué ciudadano del mundo cociente no querrá obtenerlo? Esperamos que este sea el último Golpe de Estado que ocurra en Latinoamérica, al menos esa es nuestra esperanza y por ello peleamos cada día de nuestras vidas, hemos hecho de cada uno de nosotros una trinchera en contra de las oligarquías y sus políticas medievales, desde aquí intentamos dar una muestra de dignidad ante el mundo, cada uno desde sus propias posibilidades.
Es posible que aquí en Honduras distribuyamos el libro a nivel institucional, con la esperanza de que organismos nacionales e internacionales lo compren para garantizar una nueva reimpresión, pues aquí resulta muy costoso y una nueva gestión para la reimpresión nos tomaría mucho tiempo. El país pasa una grave crisis económica producto del Golpe de Estado y deseamos que cada escuela tengo al menos un ejemplar de las Tierras del Nunca Más.
El copyright del primer tiraje le pertenece a Artistas en Resistencia, con esto esperamos ejecutar futuras actividades, aunque no tenemos la garantía de recuperar el dinero invertido en esta edición y no es esa la meta. Para una nueva reimpresión tendríamos que negociar con los fotógrafos, pues el mérito también es de ellos y les debemos además del agradecimiento, nuestro respeto y sabemos lo difícil de vivir de nuestro arte en este país, peor aun después del Golpe de Estado. Si existiera interés en el extranjero es importante decir que estamos abiertos a todas las posibilidades de apoyo. Lo que nos interesa es contribuir a la memoria visual de esta nueva historia redactada por el propio pueblo hondureño, y si alguna institución internacional quisiera imprimir una nueva edición para distribuirlo gratuitamente sería fantástico, cada casa en resistencia debe tener este libro para enseñar a las futuras generaciones lo que no podemos volver a permitir.

MC.-La dictadura emitió un sello postal con la fotografía del gorila Micheletti, titulada “Presidente de Honduras 28 de junio de 2009 - 27 de enero de 2010”, ¿en respuesta ustedes imprimieron postales para correo tradicional con fotografías de la Resistencia?, ¿pueden ir juntas una postal del Nunca más y una estampilla del dictador?
MO.- A los que no quieran creer a estas alturas la represión a la que ha sido sometida la Resistencia, quisiéramos hacer entrega de la colección de las 9 postales que sacamos, por eso de que -ojos que no ven, corazón que no siente- “ya con los golpistas consumados no se puede hacer nada”. La conciencia social nadie te la puede enseñar y, la farsa sigue, montan Golpes de Estado, elecciones fraudulentas, matan, reprimen y consideran la moda como legado cultural.
Sacar un sello postal es lo de menos y hasta gracia causa, si ellos no se lo dicen quién se los va a decir, son un gobierno espurio y espurio cada uno de sus actos, ellos insisten en la legalidad ejecutada por su circo. Será paradójico enviar las postales con esas imágenes tan definitivas de la represión con un sello postal de un gobierno de facto que jura no haber violentado los derechos humanos, las imágenes hablan por sí mismas, también deberían de imprimir a Goriletti en una estampilla diciendo: “yo no fui”. Ya veremos cuando la Corte Penal Internacional les saque los trapitos al sol, qué hacen con sus estampillas y sellos.

MC.-¿Qué harán con las gigantografías cuando termine el itinerario?, ¿cuándo expondrá las fotos en Tegucigalpa?
MO.- La muestra en Tegucigalpa será el próximo 27 de diciembre en el marco de una feria político-cultural en la que estamos trabajando. Es el cierre de nuestra actividad para fin de año y no como celebración, más bien para un recuento de nuestra lucha y de nuestras obligaciones para dar los siguientes pasos dentro de la Resistencia. Aspiramos a tener con nosotros la mayoría de las instituciones, organismos y colectivos de la Resistencia, junto a conferencias de prensa y foros de discusión, además de la muestra fotográfica y un concierto con Café Guancasco y Artistas en Resistencia invitados.
Toda la actividad la haremos en honor a las compañeras y compañeros caídos, víctimas fatales de este régimen de facto, seguimos de luto, no nos ha quedado tiempo de llorar a nuestros muertos, pero eso no quiere decir que no tengamos presente su recuerdo. Y con las gigantografías -como decís vos- esperamos llevarlas a otras ciudades de Honduras y abarcar los públicos que menos acceso tienen a la verdad, lo haremos hasta que se desgasten las fotografías, y cuando ya no sirvan las volveremos a imprimir para continuar.

MC.-¿Qué desafíos enfrentará el colectivo Artistas en Resistencia después del 27 de enero?, ¿qué sigue para ustedes luego de las Tierras del Nunca más?
MO.- El desafío ha sido de toda la vida, los artistas hondureños hemos estado en resistencia siempre, al menos los que representamos la moral y la ética o lo que queda de ella. Con el golpe de estado el 28 de junio perdimos los pocos espacios que habíamos ganado en años de gestión, así como también perdimos amigos o hipotéticos amigos, al fin y al cabo oportunistas y parásitos de la cultura, en fin, sabemos quién es quién y ya no hay vuelta atrás. Los que quedamos marcharemos hasta donde podamos y crearemos y seguiremos creando e insistiremos en llevar nuestro arte a esos públicos inéditos y seremos inéditos cada vez que nos presentemos con públicos nuevos. Hay mucho por hacer y lo haremos

MC.-Finalmente, ¿escribirás algún poema con esta experiencia sensorial de las imágenes?, ¿todavía hay tiempo y espacio en tu libro inédito para más poesías?
MO.- Siempre hay tiempo y espacio para la poesía en mi vida. Debo confesar que no he podido escribir desde el 28 de junio, “no son palabras las que me faltan, son palabras las que me ahogan” dice el poeta Fabricio Estrada y este es mi caso por ahora; mi próximo libro no es implícitamente de la crisis política actual de mi país, hace un tiempo atrás que vengo trabajándolo, sin embargo es un homenaje a la mayor participante de la Resistencia, a la mujer, a ellas que han representado el 70% de la Resistencia, ya la poesía misma me revelará el camino, mientras tanto, seguiré mi militancia cultural y política.
* Entrevista tomada de El Clarín de Chile

martes, diciembre 22, 2009

Jorge Volpi y el golpe en Honduras


Con El insomnio de Bolívar el narrador mexicano Jorge Volpi acaba de obtener el II Premio de Ensayo Debate - Casa de América. Volpi afirma en la introducción al texto –con sorna apenas disimulada- que su intención es “atisbar el fecundo caos que hoy distingue a este agreste y poderoso territorio imaginario que algunos todavía llaman América Latina”.

Estructurado en cuatro partes, a las que Volpi llama “consideraciones”, en El insomnio de Bolívar no podía faltar una mención a nuestra abismal patria. En la última consideración, titulada “Estados Unidos de las Américas”, el líder del crack “se atreve a mostrar algunos episodios cómicos o dolorosos de América Latina a principios del siglo XXI y, no sin una buena dosis de optimismo, aventurar el futuro de esta agobiada región de la Tierra”.

Y al llegar a la página 220 aborda el tema fatal: “Honduras, utilizada por Estrados Unidos como base de operaciones de la contraguerrilla nicaragüense, fue la víctima principal de las recetas neoliberales de los años noventa. El presidente Manuel Zelaya, originalmente ligado a la derecha, recorrió el camino ideológico inverso hasta vincularse con Hugo Chávez y, siguiendo su ejemplo, intentó convocar una consulta popular para hacerse reelegir. Sólo que, a diferencia del venezolano, Zelaya jamás logró tener el control sobre los demás órganos de gobierno y sus ambiciones no tardaron en ser vistas por sus antiguos aliados como una amenaza, lo cual terminó por alentar el último de los golpes de Estado sufridos por la zona (e hizo reaparecer, en un papel estelar, a nuestros caducos gorilas militares).”

Fuera de contexto, a muchos hondureños este juicio volpiano nos podría resultar irritante, por su evidente esquematismo, por la manera en que simplifica de manera falaz un hecho tan devastadoramente doloroso. Sin embargo, viene antecedido por otras consideraciones históricas que nos revelan cómo somos vistos por el resto del mundo, o al menos por esa minoría inteligente a la que resulta intrascendente el destino futbolístico de David Suazo, y le viene importando un comino que la bandera blanquiazul flameará en junio en Sudáfrica. Y esa visión, aunque nos duela, no deja de tener visos de inquietante objetividad; pero antes de lanzar el comentario airado, sugiero leer el texto completo, que además dedica toda una "consideración" al tema de la actual literatura latinoamericana y, cómo no, a la influencia de Roberto Bolaño.

martes, diciembre 15, 2009

Chomsky hablará hoy sobre Honduras


Este martes 15 de diciembre, de 18:30 a 21:30, en la sala 26-100 del Massachusetts Institute of Technology (MIT), el lingüista Noam Chomsky, quien además es un renombrado comentarista de asuntos latinoamericanos, hablará sobre el golpe de estado en Honduras y la amenaza que implica para todo el hemisferio occidental. El doctor en Historia, Rodolfo Pastor, ministro de Cultura del gobierno en exilio, ofrecerá una introducción a la conferencia de Chomsky y luego lo acompañará en la ronda final de preguntas y respuestas.

El profesor Chomsky ha advertido que el golpe de estado en Honduras “plantea una nueva etapa, un nuevo modelo que tiene por objetivo detener a la izquierda democrática y reemplazarla por la oligarquía. Se han llevado a cabo las elecciones y, sin importar bajo qué condiciones, los Estados Unidos seguirán apoyando al gobierno surgido de la farsa electoral. Esto es un engaño para la soberanía de América Latina; Estados Unidos está probándole al mundo que, aun bajo la administración de Obama, también se apoyarán los golpes de estado militares y las brutalidades máximas, si estas son parciales a sus intereses.”

jueves, diciembre 10, 2009

Pepe Lobo, ofensiva y reconciliación. Roberto Quesada


"La libertad sólo reside en los Estados en los que el pueblo tiene el poder supremo". Marco Tulio Cicerón.

Es probable que Pepe Lobo tenga buenas intenciones, pero eso no basta en algo que no ha sido un juego, como lo es el asalto al poder o dicho propiamente: el golpe de Estado-Militar. Desde entonces la muerte ha florecido, como nunca, en Honduras.

Ha habido cantidad de oportunidades para superar, en alguna medida, la crisis política hondureña. Incluso, el presidente Zelaya ha sido amplio en la apertura, ha hecho concesiones inimaginables, pero los golpistas colmados de una falsa autosuficiencia han hecho caso omiso a cualquier salida negociada y han apostado por la impuesta a través de la bota militar.

La más reciente posible salida digna al conflicto la tuvo el congreso nacional, pero la despreciaron y a cambio dieron, con las contadas excepciones, un triste espectáculo, plagado de deformación espiritual e intelectual. Muchos compatriotas en el exterior, a los que me sumo, me han comentado que la actuación de diputadas y diputados les ha dado una especie de vergüenza ajena, vergüenza de que nos identifiquen como hondureños ante representantes blindados de tanta estupidez.

Pepe Lobo, quien desde hace un tiempo se vislumbraba como vencedor absoluto ante la ausencia en las votaciones del máximo contendiente, el Partido Liberal, ha dicho antes y después de las elecciones efectuadas bajo gobierno de facto, que es injusta la condena mundial a Honduras, el castigo impuesto por irrespetar la constitucionalidad y que el mundo debería de reflexionar y levantarle todas las sanciones económicas a Honduras.

Precisamente quienes delinquieron, los golpistas, son quienes han tenido toda la posibilidad de que Honduras volviese a la normalidad, pero creyéndose más listos que el mundo entero, poniendo a prueba la viveza criolla contra el planeta, asumiendo –no sé basados en que—de que Honduras es centro y destino del universo, han desdeñado a medio mundo y la arrogancia los ha hecho creerse superpotencia económica, militar e intelectual.

Ahora Pepe Lobo acaba de vivir en carne propia lo que es ver a Honduras desde adentro, desde falsos, distorsionadores e idiotizantes mensajes mediáticos, y verla desde afuera, en donde no se desconoce absolutamente nada: ni el abstencionismo electoral; ni la violación a los Derechos Humanos; ni la violación a la libertad de expresión; ni el retorno de los escuadrones que asaltan casas de madrugada para capturar opositores; ni nada.

Pepe Lobo, acompañado de los candidatos derrotados-- en donde quizá cuenta el del otro partido mayoritario, los otros no son más que una deslucida coreografía para aparentar de que la unidad en Honduras es tal que hasta las etnias participan en igualdad de condiciones-- probó el sabor amargo de la desaprobación en Costa Rica. Es probable que la anunciada ofensiva diplomática se haya convertido en defensiva, sobre todo cuando allí mismo se enteraron de que la República Dominicana les cerraba las puertas, cosa que hasta pudo ser mejor para ellos, ya que anunciado estaba que se preparaban grandes protestas por esta visita en Santo Domingo. Y todo esto ocurre el mismo día en que los países integrantes del Mercosur han dado un contundente rechazo al golpe de Estado-Militar y a las elecciones realizadas en este contexto.

También Pepe Lobo pudo constatar de que la crisis hondureña trasciende las fronteras patrias, especialmente en cuanto a América Latina se refiere. Ningún otro país quiere pasar por la experiencia de un golpe de Estado Militar que luego pretenda ser blanqueado con unas elecciones. Me atrevo a pensar que en esa arrolladora victoria en Bolivia de Evo Morales (sin quitarle méritos a Morales), también tuvo que ver el caso Honduras, pues el pueblo se volcó al respaldo de su presidente como mensaje directo a cualquiera que pretenda repetir la aventura de un golpe de Estado Militar.

El nuevo reto de Pepe Lobo es el llamado que ha hecho a un gran diálogo nacional, en la búsqueda de la reconciliación nacional. Pero ya de entrada se percibe otro fracaso de lo que ya algunos medios en vez de diálogo, llaman monólogo. Reconciliar, según el diccionario, es: “Restablecer la concordia o la amistad entre varias partes que estaban enemistadas: las conversaciones de paz buscan reconciliar a los bandos enfrentados”. ¿Y si no está el presidente constitucional Manuel Zelaya Rosales cuál es esa otra parte del otro bando?

Por otro lado, ha continuado la violación a los derechos humanos, también a la libertad de expresión. El asalto de El Libertador y las constantes interferencias al Canal 36, Cholusat Sur, son de dominio público internacional. También se sabe, por ejemplo, de la agresión que fue víctima Laura Carlsen en el Hotel Marriott, por “observadores” nacionales e internacionales, el día de las elecciones, la analista política, directora del Programa de las Américas, del Center for International Policy, organización no gubernamental que tiene su sede en Washington, DC., confiesa que temió por su vida. Tampoco abona a la truncada búsqueda del reconocimiento internacional el hecho de que al día siguiente de haber ganado las elecciones, Pepe Lobo se reuniera con las Fuerzas Armadas. El mensaje entendido por el mundo es que fue a recibir órdenes, en vez de darlas, como debería ser. Y América Latina ha cerrado filas para no volver a ese pasado militarista que tantas vidas cobró, que tanto dolor causó que basta un pequeño roce para que se abran las heridas aún del todo no saturadas.

Estoy seguro de que la mayoría de hondureños/as deseamos la salida del conflicto, queremos la paz, apostamos por una Honduras mejor, pero en condiciones civilizadas, no con el presidente constitucional refugiado y militarmente cercado, no con la violación de los Derechos Humanos, no con la violación a la libertad de expresión, no con una dictadura, todo ese es un antiescenario para cualquier propuesta de paz. En estas circunstancias en vez de reconciliación lo que se acentúa es la rencor-ciliación.

Algunas y algunos están envalentonados por el respaldo de los Estados Unidos a las elecciones, yo no estaría tan confiado, conociendo bastante cómo maneja Estados Unidos sus relaciones exteriores, no sería sorpresa que de la noche a la mañana su postura diera un giro de ciento ochenta grados y al no encontrar consenso y tener intereses superiores en otros escenarios, corra el telón de Honduras y se apegue a la Constitución hondureña y ampare su desamparo en el Artículo 3 de nuestra Constitución. ¡Cuidado, Pepe!


Nota: Para quienes no lo saben, aquí el Artículo 3, de la Constitución de la República de Honduras: “Nadie debe obediencia a un gobierno usurpador ni a quienes asuman funciones o empleos públicos por la fuerza de las armas o usando medios o procedimientos que quebranten o desconozcan lo que esta Constitución y las leyes establecen. Los actos verificados por tales autoridades son nulos. El pueblo tiene derecho a recurrir a la insurrección en defensa del orden constitucional.

jueves, diciembre 03, 2009

¡Chelato al Mundial!


por Fabricio Estrada

Mientras los pocos diputados dignos argumentaban su voto en contra de la moción que sentenciaba a Manuel Zelaya Rosales a la no restitución, los demás diputados, emperifollados, maniáticos, simples asnos y asnas, elucubradores, montaraces, viles, simplones, burdos y burdas, copias humanas, etc.) agarraban su celular para jugar, hacían coro de la rechifla, se reían con dientes purulentos, en fin, se negaban -como lo vienen haciendo- a escuchar el acto civilizado del razonamiento.

No es ninguna sorpresa, pero lo visto ayer en TV es toda una lección del cómo construir el asco. La no restitución triunfó de antemano y ya todos sabíamos lo que pasaría ayer en esa sesión, sin embargo, no me deja de sorprender la inagotable revelación de la mentalidad primitiva y sus poses mediáticas.

Wenceslao Lara, el pobre primate que han erigido como vocero de la brutalidad verbal, llegó a decir que "el mundo debe tomar aprendizaje de la democracia, porque incluso en medio de tan grave crisis la selección nacional de fútbol clasificó al mundial" (...)

Momentos antes había hablado José de la Paz Herrera (Chelato Uclés), técnico mundialista de la selección de fútbol que participó en España 82. Diputado de bajísimo perfil y figura exótica del Congreso, Chelato había sido electo como un premio popular, casi un capricho que le daba "sazón" a las aburridas deliberaciones. Pues bien, ayer se esperaba que volviera a recordar el juego aquel contra Yugoslavia cuando salimos eliminados por un penal inexistente...y ¡voilá! ¡sí que habló de un penal inexistente! Pero el penal del que hablaba era del que le metió el mismo Congreso Nacional al pueblo hondureño a través del golpe de Estado, que a estas alturas ya lleva tres versiones: la del 28 de junio, la de las elecciones del 29 de noviembre y la de ayer 2 de diciembre.

Chelato les dio una cátedra de humildad y verdad popular a ese nido de cacatúas y, definitivamente, demostró para qué estaba en ese lugar y cómo actúan los caminos inescrutables del vox Dei : "¿Eres tú el Hijo de Dios? -ilustró Chelato-Pilatos basándose en la Biblia- y Cristo le contestó: Tú lo dices" y entonces -preguntó Chelato- ¿cuál es la verdad y quiénes son los hijos de Dios? ¡Pues el pueblo! ¡el pueblo que ha marchado más de 150 días y que ha sufrido la brutalidad militar! ¡Esa es la verdad! ¡Yo voto en contra!

Caramba, Chelato no se lavó las manos al igual que hicieron 14 valientes diputados y diputadas. Chelato encarnó al que en los billares llora por la pérdida de un partido, al que cargando 90 libras de carne se apresura para alcanzar al menos el segundo tiempo en los laberintos del mercado, a la novia que se sube a la moto junto a su novio y regresa a casa con una bandera de lágrimas por la derrota o por la emoción incontrolable... Chelato se hizo hombre y mujer, nació en un pesebre de algún mesón tegucigalpense, vivió, jugó, conoció Sevilla, le empató a España y se guardó la verdad revelada en los campos de entrenamiento para expresarla con claridad el día que le tocara... y sí, ayer fue ese día que tanto esperaba... o esperábamos de él, nuestro santo futbolero, nuestra potra eterna, nuestra esférica fe multiplicada en las redes de la impotencia!

¡Chelato clasificó anoche al mundial de la dignidad!!

(Tomado de La bitácora del párvulo)

martes, noviembre 24, 2009

Un poema de Delmer López Moreno


ARTE FACTO 6

1
Patria,
con odio escribo
sin olvidar que amo.
Con odio en la boca
y el amor invertido
en lágrimas de sangre.
Con odio la tierra gira
sacudiéndose el polvo
de antiguos imperios.

2
Equivocado destino,
ya no seré el manso animal racional
que pende de hilos marioneteros
He abierto mis ojos y al cerrarlos
lo he comprendido todo
Dueño tú de mí, nunca más
Iré por mi cuenta hacia el futuro
Convocaré a mis pies
y les diré a cada paso:
Vamos altivos guerreros
a vencer al tirano imperial
A derribar tronos y lechos
hasta incinerar el mal
sin lanzarlo en el mar.

3
Patria, en resecos labios,
la gota de agua para dos,
Apenas miga para dos,
milésima luz para dos
Patria, vivir unidos
morir abrazados.

4
A qué horas patria
en que ambos nos acostemos a soñar,
con la precipitación del mar o el viento
Veo que no me das respuesta
Veo que lloras y lloro
Veo que gritas y grito
Veo que odias y odio
Veo que llamas y llamo
Veo que tengo torcida la boca
en el espejo de tu sueño.

5
No me hablen de otra patria
Sólo quiero una,
Desde que levante su alba
y la vuelva al sueño.
No me hablen de otra patria,
al corazón le basta Honduras.

6
Cientos de muchachos de barrio,
hablando de resistir
Bajo esta lluvia han estado,
algunos se han puesto a llorar
Otros se han abrazado
y han jurado vencer el mal
Hablando de tí, patria dulce,
han estado los muchachos
Que muertos de sueño sueñan
y tú corres hacia el mar
llevando cantos de furia.

7
Delicada
Patria con el corazón herido
por la esquirlas del villano
Héme aquí,
con el odio en las manos,
presto a defender el amor.

jueves, noviembre 12, 2009

De premios y amigos


En la foto, tomada de Moleskine literario, aparecen Halfon (calvo) y Thays mientras departían en su inolvidable Bogotá 39.

Quizás suene como un cliché, pero es que esta onda de los premios literarios cada día se supera con creces, tanto en montos como en ambiguas relaciones entre jurados y premiados. Digo lo anterior porque acabo de leer en el blog Moleskine literario, del escritor peruano Iván Thays, que al narrador guatemalteco Eduardo Halfon le adjudicaron el Premio de Novela Corta José María de Pereda, dotado con 30,000 euros, por su novela La pirueta.

Y -antes que mis amigos de mimalapalabra lo celebren con alborozada inocencia- reparo en el párrafo que dice así: “Para Almudena Grandes, La pirueta es un libro “muy bien escrito, con un tono melancólico muy especial" y un ganador "estupendo" para un premio que en varias de sus ediciones ha quedado desierto. Junto a ella, han otorgado el premio, por unanimidad, los escritores Andrés Trapiello y Carlos Galán y el editor Manuel Ramírez.”

Y pienso: qué bien por Halfon y sus 30 mil euros que, según deja entrever Thays, quien se dice su amigazo del grupo B39, probablemente invierta en “comprar calzoncillos Calvin Klein en Aventura Mall, en Miami, acompañado del también premiado B39 Andrés Neuman”. Pero recuerdo que leí "algo" en su libro El ángel literario, y entonces voy al estante y saco el delgado volumen y ahí está: en las páginas 47 a la 51 se narra el amistoso encuentro entre Halfon y Andrés Trapiello (sí, el jurado que le acaba de otorgar los 30 mil euros), entre cafés cortados y cañas y complicidades mutuas apenas esbozadas, donde también comparten confidencias familiares y apellidos ilustres…posibles temas para narraciones futuras...

lunes, noviembre 09, 2009

¿Obama cayó o encalló en Honduras? R. Quesada


“La injusticia, allí donde se halle, es una amenaza para la Justicia en su conjunto”—Martin Luther King.

Tanto Micheletti como Vásquez Velásquez han demostrado, y continúan demostrándolo —como si no estuviéramos convencidos de ello— que no saben hacer las cosas. Los mandaron a hacer una sucesión presidencial y acabaron dando un golpe de Estado-Militar. Como bien lo calificó el novelista Mario Vargas Llosa: “Una acción militar de una gran torpeza”.

Con esta torpeza han arrastrado a los plumígrafos del golpe, periodistas y columnistas, a formar parte de la antología del ridículo. A estos pobres colegas, que ya tenían destilada la tinta para defender la “sucesión” no les quedó de otra que lanzarse al vacío al intentar defender un golpe de Estado-Militar. Después de que esto acabe tendrán que hacer todo tipo de conjuros para ver si así pueden quitarse el estigma en la frente que los identificará a dónde vayan: Golpistas. Estoy seguro de que los más inteligentes dentro de ellos, le tienen rabia al dúo por inepto, pues era mucho más fácil defender una “sucesión”, en cambio, un golpe de Estado-Militar, como ha quedado evidenciado, es imposible. Por muy experto/a que el “informador” sea en desinformar y mentir.

Y con tantas metidas de extremidades hasta sería graciosa esta dupla golpista, de no ser porque ya han dejado en el camino del golpe de Estado-Militar casi una treintena de muertos; compatriotas violadas; y una interminable lista de violaciones a los derechos humanos, a la libertad de expresión. A todo esto habrá que agregar el despilfarro del erario publico, lo que, directa e indirectamente produce otras muertes ante la escasez en los hospitales.

Lo que para el dueto Micheletti-Vásquez es juego, no lo es para la gran mayoría de hondureños y de la comunidad internacional que respetan la vida. Se han hecho tantos esfuerzos, gasto de tiempo y económico por solventar esta crisis pero no ha sido posible puesto que el sector Micheletti abunda en charlatanería.

Desgraciadamente a este circo barato se unió Thomas Shannon, pues su propósito, ya hecho público, no era buscarle solución al golpe de Estado-Militar en Honduras sino su problema de ser vetado como embajador de Brasil y levantar el veto a Arturo Valenzuela como subsecretario de Estado para América Latina, según lo vertido por el vetador, senador republicano Jim DeMint: "La secretaria (de Estado) Clinton y el (saliente) vicesecretario (de Estado para América Latina), Thomas Shannon, me han garantizado que Estados Unidos reconocerá el resultado de las elecciones hondureñas, haya sido restituido o no Manuel Zelaya", y como por arte de magia se levantó el veto a Valenzuela.

Lo de Shannon en CNN no es una entrevista ni una noticia sino un mensaje directo para que fuera explotado por los golpistas de la mejor manera y para desmoralizar al pueblo hondureño.

De ser cierta esa negociación a costa del pueblo hondureño —la Administración Obama y cualquiera que tenga duda, tiene que entender que el golpe de Estado-Militar no fue dado solamente al presidente Zelaya sino al pueblo hondureño, y es este mismo pueblo que exige revertir ese golpe y la única vía es la restitución del presidente constitucional Manuel Zelaya.

El malestar en el pueblo hondureño hacia los Estados Unidos ya se hace sentir, pues Barack Obama llamó hipócritas a quienes criticaban de insuficiente la intervención estadounidense para resolver con la restitución del presidente Zelaya la crisis hondureña y ahora el balón de la hipocresía está en la cancha del también basquetbolista Obama. Sin olvidar que la intervención republicana está antes y durante el golpe, el trío de Miami y el mismo senador Jim DeMint visitó Honduras para apoyar con total descaro el criminal golpe de Estado-Militar.

Algo curioso que ocurrió en los Estados Unidos fue cuando Obama anunció a Hillary Clinton como la jefa de la diplomacia, a la comunidad afroamericana y parte anglo no le convenció este nombramiento, puesto que Hillary había atacado ferozmente a Barack durante la campaña, y para muchos aunque Hillary sea Clinton está muy a la derecha de Bill. Ahora con este primer reto de Obama en el continente, florecen las dudas, el lenguaje ambiguo, la falta de firmeza, esa supuesta negociación a costa del pueblo hondureño sin importarles las muertes ya existentes, la violación a los derechos humanos y las muertes que pueden producirse de deteriorarse más la situación al respaldar unas elecciones en el contexto de un golpe de Estado-Militar.

Todo nos lleva a la sospecha de si Obama dentro de su misma Administración tiene quien le está haciendo mal los mandados para que pierda este primer round... y así sucesivamente, o tal vez sea verdad que la Administración Obama ha encallado en Honduras y no encuentra salida a la crisis. Quizá la Administración nos subestime por tratarse de un país pequeño y pobre pero no hay que olvidar que desde la niñez nuestros padres nos prevenían de que hay que tener cuidado con las honduras, Honduras, no es el primero que se ahoga.

Después de que los emisarios estadounidenses visitaron Honduras llevando ilusión al pueblo hondureño diciendo una cosa en Tegucigalpa y ya puestos en Washington expresando otra para las cadenas de prensa, sólo queda pensar que en comunión con los golpistas criollos han burlado al pueblo hondureño y a la comunidad internacional. Si el golpe de Estado-Militar persiste y no hay restitución del presidente constitucional Manuel Zelaya, y aun así los Estados Unidos se empecina en reconocer las elecciones, América Latina tiene que entender bien el mensaje que le da plena y justificada libertad de armarse, descabezar a jefes militares sospechosos, así como también se vuelve comprensible si los países deciden armar a sus pueblos ante la amenaza latente de un golpe de Estado-Militar, que de todas maneras será refrendado por la potencia militar más grande del mundo.

Otra cosa, ante la incapacidad de solucionar la crisis hondureña o lo que es peor utilizar esa crisis para sus intereses dentro del Senado, para diferenciarse de los golpistas, Barack Obama estaría en la obligación moral de no aceptar el Premio Nobel de la Paz, el discurso para hacerlo sería fácil y sencillo, yo se lo escribo: “Caí o encallé en Honduras”.

sábado, noviembre 07, 2009

Micheladas. Armando García


Cada dictadura incuba las fieras que le son consustanciales. Toda gerontocracia usurpadora se rodea de sus pariguales, perros de garra de su misma calaña: cachimber boy, mandaderos, orejas, sapos y torturadores…, soldados de fortuna.

La gorilocracia del insufrible cascarrabias del trasero gringo de Guaymuras tiene los suyos: los reservistas. Veteranos de una guerra que iba a haber. “Combativas” hordas de vejestorios, pecho de tonel y panza revienta botones cultivada con lealtad, honor y sacrificio en la barra etílica del club de oficiales. Siniestros guerreros de la choya que no saben sus botereanos cuerpos lo que es un rasguño de contienda, cojera de batalla, manquera de riña, choquera por hostilidad, ceguera o mutilación por “daños colaterales” de conflagración; eso sí, adolecen de un síndrome cuartelero: rencura cerebral.

Estos diestros de la maldad, nunca han participado en escaramuza alguna. La guerra eterna de tales “prusianos” es la sucia de cachimbear bolos o la de baja intensidad: toletear a morir al humilde pueblo llano.

La única batalla que han librado con éxito estos “garantes” de la justicia, la libertad y el orden –hasta dejar tierra arrasada en el botín– es contra el presupuesto nacional de la República (Gautama Buda, dixit).

No hay un tan sólo ascenso, gafete, galón, barra, condecoración, estrella, cruz, laurel o charretera de tales confabulados que lleve la impronta del pundonor, honradez, honestidad y sacrificio. Su pecho constelado exuda: ora el lodo de la ignominia, ora la sanguaza de la desolación y la muerte -en su propio suelo- de un ejército de ocupación.

No se sabía si reír o llorar al ver, por la tele oficial, la usurpadora arenga de “il duce” de opereta ante la parada bufa de los reservistas (perdón: veteranos de guerra) de las fuerzas de tarea que sacaban fibra (de tiempos “juidos”) y pecho (disculpen) barriga por una innominada soldada de billetes espurios, una gorra (cinco estrellas de pálido azul de la selección futbolera) y una camiseta tres equis, de partida, rebajadas del inventario en bazar turco. Primero en el patio de la Casa de Gobierno y, después, en el “traspaso” de Las Gloriosas y de su “heroica” veteranía para cuidar, cual niña de sus ojos, las urnas de las más “transparentes y democráticas” elecciones-estilo-Honduras.

miércoles, octubre 28, 2009

Estados Unidos, inmigración y el golpe de Estado. Roberto Quesada


"Cuando los americanos (estadounidenses) saben que tienen el poder para cambiar las cosas, es muy difícil detenerles".
Barack Obama, presidente de USA y Premio Nobel de la Paz.

Recién ejecutado el golpe de Estado-Militar en Honduras, dije en entrevista publicada por Clarín, TeleSur, Rebelión (y muchos medios más): ''A veces pienso que lo del golpe de Estado en Honduras puede ser una especie de laboratorio, y dependiendo de los resultados de este pequeño gran país, se decidirá las acciones a tomar en otros países que estén pensando mucho en sus libertades. Habrá que ver. En ese caso el golpe de Estado no ha sido a Honduras sino a América Latina con endosado saludo al resto del mundo.''

Continúo pensado en esa probabilidad laboratorista, pero ahora con el convencimiento de que en cualquier caso ha sido un experimento fallido. Ni golpistas internos ni asesores externos pudieron prevenir la fortaleza de la Resistencia hondureña. Palabra que no debe malinterpretarse: Resistencia es nada más sinónimo de Pueblo, a diferencia de que se trata de un pueblo despierto y decidido a defender sus derechos. No confundir Resistencia con Zelayistas. Zelayistas son los seguidores del presidente constitucional Manuel Zelaya Rosales, Resistencia incluye a Zelayistas pero es a la vez un movimiento nacional constitucionalista, que alberga a diferentes partidos políticos e ideológicos con un sólo objetivo: devolver a Honduras la institucionalidad, que pasa, indudablemente, con la restitución del presidente constitucional Manuel Zelaya. Tampoco intuyeron la condena mundial, por unanimidad, al golpe de Estado-Militar en Honduras.

En algunos sectores hondureños existe el temor de que los Estados Unidos esté más involucrado de lo que hasta ahora se sospecha en el golpe de Estado-Militar, y que todo este movimiento de funcionarios a territorio hondureño no sea sino parte de la pantomima para darle largas a la restitución y llegar así a las elecciones y luego buscar mecanismos para legitimarlas, burlando así la voluntad popular hondureña y a gran parte de la comunidad internacional.

Desde el mismo momento en que los Estados Unidos reconociera unas elecciones realizadas bajo un gobierno de facto, sin restitución del presidente constitucional Manuel Zelaya, inmediatamente se entiende el mensaje a lo ancho y largo de América Latina: ''No se puede confiar en los Estados unidos, nos siguen viendo como su patrio trasero y no como su par, continúa el doble rasero y por tanto no queda sino ponerse alertas porque cualquiera de los otros países puede ser el próximo''. Partiendo de allí a América Latina no le queda sino prepararse para defenderse en bloque para futuros atentados a sus respectivas democracias y reformas.

Si los republicanos recalcitrantes están utilizando a Honduras como plataforma para enviarle un mensaje o debilitar al presidente Hugo Chávez, pues es un mensaje muy equivocado. Cabe pensar que utilizaron un país pequeño y pobre porque le temen enfrentar directamente a la Venezuela chavista, lo que sólo fortalece la Revolución Bolivariana, pues evidenciado (o no) el miedo no queda sino continuar reformando América Latina en beneficio de las grandes mayorías.

Pero si por otro lado, lo que pretende el ala radical republicana es desarticular las promesas de campaña de Barack Obama en cuanto a grandes transformaciones para favorecer a los estadounidenses de la clase media y a los más desposeídos, Honduras es el escenario propicio, pues de prevalecer el golpe de Estado-Militar, se etiquetaría a Obama con una palabra que es letal en los Estados Unidos ''Un presidente blando''; ''una administración blanda'', y con ello Obama podría empezar a olvidarse de continuar el sueño que una vez tuvo uno de sus maestros, Martin Luther King.

Aquí podría sucederle a Barak Obama lo mismo que a David Dinkins, el primer y único alcalde afroamericano (1990 y 1993) que ha tenido la ciudad de Nueva York, que por su flaqueza sólo sirvió como mampara para decirle al mundo que en los Estados Unidos no existía discriminación, los republicanos le torcieron el brazo, es uno de los pocos alcaldes neoyorquinos que no ha sido reelecto y salió con más pena que gloria. Cuidado Obama, hay que aprender de las experiencias de otros.

Obama debe de entender que, de alguna manera, aunque no le guste a la izquierda, presidir los Estados Unidos es presidir parte del mundo, al menos así ha sido en cuanto America Latina, no sirve de nada lavarse las manos, excusarse, como cuando argumentó que son hipócritas quienes piden la intervención de los Estados Unidos en el caso de Honduras. La intervención ya está hecha, y descaradamente, sino que lo digan los tres congresistas republicanos Iliana Ros, y los Díaz-Balart que sin ningún pudor no sólo han cabildeado a favor del golpe de Estado-Militar en Washington sino que fueron capaces de visitar Honduras para respaldar a los golpistas. Además existen otros intervencionistas estadounidenses, cuyos nombres no vale la pena ni mencionar, que contribuyeron a preparar el golpe de Estado-Militar.

¿Qué pretende Obama, que los malos de la película estadounidense intervengan y que los buenos solamente se crucen de brazos a contemplar la barbarie amparados en que de hacerlo se les tildará de intervencionistas? No, en política, como todo en la vida, la determinación del líder crea la diferencia.

En todo esto existe algo más serio de lo que parece, la situación de la inmigración ilegal hacia los Estados Unidos. Obama lo sabe muy bien porque los inmigrantes están organizados a nivel nacional, la cantidad de organizaciones, iglesias, oficinas, que asesoran y ayudan gratuitamente a los inmigrantes es inmensa. Y la presión a que Obama cumpla su promesa de campaña ya empieza a hacerse sentir. Este tema no será fácil para la administración Obama, y puede ser peor de deteriorarse la situación en Latinoamérica, especialmente en Centroamérica y México.

De persistir el golpe de Estado-Militar en Honduras, es dar luz verde a la desestabilización del Hemisferio, pues el triunfalismo fascista se contagiaría de inmediato, entonces no habrá muros, murallas, infrarrojos, patrullas, perros, cámaras, etc., que logren detener a multitudes con necesidades básicas y amenazadas en sus países de origen, no queda sino arriesgarse a ''visitar'' los Estados Unidos a cualquier riesgo. Pues como bien dijo el poeta hondureño José Adán Castelar: ''El hambre no tiene ley sino hambre''.

martes, octubre 27, 2009

¿Qué ganarían Pepe o Elvin…? Roberto Quesada


"El derecho del obrero no puede ser nunca el odio al capital; es la armonía, la conciliación, el acercamiento común de uno y del otro".
José Martí

Desde el primer momento en que supe del Golpe de Estado Mi-li-tar, traté de conversar, lográndolo algunas veces, con personas que de una u otra forma estuviesen vinculadas a esta ruptura de la constitucionalidad en Honduras. Hablé con políticos, periodistas, familiares, candidatos presidenciales e incluso con algún empresario, haciéndoles saber que estaban a tiempo de revertir ese Golpe, que era algo que no prosperaría puesto que se vive en un mundo diferente.

Envalentonados y ebrios de “poder” muchos dijeron que Honduras puede vivir sin la comunidad internacional, y mandaron al carajo a los Estados Unidos, Europa y hasta los mismos países latinoamericanos. Otros más prudentes me dieron cuota de razón y prometieron que usarían sus buenos oficios para no llevar a Honduras al caos en que hoy se encuentra y que aun puede ser peor. Verdad o no, pero así lo expresaron.

Hace algunos días me entrevistaba el periodista Marco Salgado, de la Radio del Sur e insistía en preguntarme si le veía futuro al “diálogo”. Reiteré que de ninguna manera, pues existe la contraparte golpista, hasta el cuello en la necedad, que realmente habita en una plataforma ilusoria y piensan que con demorar el diálogo hasta llegar a la hora de unas elecciones que no lo son sin restitución, veinticuatro horas después podrán convencer al mundo de que los reconozca y de que en Honduras no ha pasado nada.

No sé en qué mundo viven los golpistas o piensan que la autoamnesia que se aplican se contagia con facilidad y que el mundo entero olvidará las casi cuatro mil violaciones a los Derechos Humanos que tiene registradas el CIDH; la casi veintena de muertos ejecutadas entre la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas; las violaciones a mujeres; las violaciones consecutivas a la Libertad de Expresión; el estado de sitio; el secuestro de las garantías ciudadanas; el despilfarro del erario público y de las reservas nacionales; y la lista de actos delincuenciales parece interminable.

El periodista insistió en que si detrás de los golpistas existía una ideología. Y no, no la hay, lo que hay es avaricia. Eso lo sé con conocimiento de causa, pues conozco gente muy cercana al dictador Micheletti que está viva gracias a la generosidad de Cuba. Gente que tiene tiempos de estar yendo a hacerse tratamientos médicos gratis a La Habana. Si tanto miedo a una ideología existiera, si tan patriotas fueran que no aceptan favores de países no alineados con su pensar y sentir, simple y sencillamente no solicitarían a Cuba esos tratamientos médicos. Ni más ni menos es el caso del derroche que han hecho con el dinero del ALBA, que su destino era para proyectos con nuestros compatriotas más necesitados.

Un poco de autocrítica les vendría bien a los golpistas, pero como no piensan ni actúan en función del país sino de sí mismos, y verían con claridad de que el Golpe de Estado-Militar está técnicamente derrotado: los poquitos llamados “intelectuales golpistas” con todos los medios y recursos a su disposición, no pudieron convencer a nadie de que el golpe de Estado no fue golpe de Estado. Lo peor que no convencieron dentro del país, mucho menos en el exterior. Con el agravamente de que hicieron el ridículo y han tenido que salir con el rabo entre las piernas.

Lo mismo les está sucediendo con los tres congresistas y otros que les respaldan desde los Estados Unidos, estos congresistas han sido incapaces de detener una nueva política de apertura entre Washington y Cuba, mucho menos podrán legalizar un golpe de Estado Militar ya requetecondenado por el mundo entero. A esto hay que agregarle que el bloque sudamericano (que está firmemente contra el golpe de Estado-Militar), encabezado por Brasil, no es poca cosa para Washington en cuestiones comerciales, por tanto los Estados Unidos no va a arriesgar lo suyo por un país pobre y pequeño que en vez de ganancias sólo problema les causa. Así de sencillo: la prioridad de los Estados Unidos es defender y abogar por sus intereses, como debe de ser todo país que se considere independiente.

De Europa ni hablar, por su nivel cultural y educacional (y por sus experiencias pasadas con el fascismo) ven a los golpistas como prehistóricos, como seres que deberían de estar detrás de una vitrina del Museo de Historia Natural. Y no sólo para asustar a los niños sino para enseñarle a las nuevas generaciones que ese tipo de cosas que hacían esos seres, golpes de Estado-Militar, no pueden ni deben volverse a permitir porque significa retroceso de la Humanidad.

Como dicen por allí, no somos del todo buenos ni del todo malos, y algún merito debían tener los golpistas, y de hecho, lo tienen: Lo bueno de los golpistas, es que de un sólo Golpe despertaron a un pueblo que vivía en su país, en el país que les pertenece, creyendo que vivía en un país ajeno. Ahora ya no hay fuerza, ni policial ni del ejército, que detenga a un pueblo que clama y reclama sus derechos. Por supuesto, debe dejársele espacio a la reconciliación nacional, eso sí, después de haber enmendado el Estado de Derecho que no es otro que el retorno a la Consitucionalidad, y que obligatoriamente tiene que transitar por la restitución del presidente democráticamente electo, Manuel Zelaya.

Los grandes perdedores de toda esta aventura de terror realizada en Honduras, son, sin duda, los cabecillas del golpe de Estado-Militar: Roberto Micheletti y Romeo Vásquez Velásquez. Los empresarios que les financiaron se mantienen casi en la sombra (ya llegará el momento en que anunciarán que se lavan las manos); los políticos que los adularon en su momento darán media vuelta y ‘si te vi no me acuerdo’; los periodistas y “analistas” que les dieron cantos de sirena se irán con su música a otra parte, a endulzar el oído del que esté de turno. Y Micheletti y Vásquez Velásquez (así como los oficiales que comandaban cuando sus subordinados jalaron el gatillo) ya están en la mira de la Corte Penal Internacional, deben de guardar el dinero que han hecho con el Golpe porque no es de ellos, es para los abogados. También deben ahorrar porque son todavía de paradero incierto, y puede ser muy lejos y costoso para que sus familiares vayan a visitarlos de vez en cuando.

Las bravuconadas golpistas continúan, dijo alguien del TSE (Tribunal Supremo Electoral), que si sólo los dos partidos tradicionales asisten, pues con ellos se harán las elecciones. ¿Qué ganaría Pepe o Elvin, los candidatos de los partidos tradicionales, de salir electos sin la restitución del presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya Rosales? Pues ganarían la presidencia local de Honduras (y no total sino con ingobernabilidad). Un rechazo mundial y la paciencia de por sí conocida de los organismos internacionales, para que la presidencia espuria se resquebraje por la indiferencia internacional, la presión interna y una economía a pique. Así que no prometan, con lo que ni siquiera pueden soñar.

Ningún país reconocerá a un presidente parido desde un gobierno de facto, golpista-militarista, pues el presidente que lo haga, al hacerlo está firmando su acta de defunción y dando luz verde para que a él también le propinen un golpe de Estado Mi-li-tar.

Nueva York 26 oct. 09.
www.hondurasusaresistencia.com

jueves, octubre 22, 2009

Infamia en la acción y en la palabra. Helen Umaña


Cuando escribo estas notas, la Resistencia ha contabilizado a una treintena de sus miembros asesinados por las fuerzas represivas. Vidas útiles cuyo delito fue no aceptar la imposición de un régimen ilegítimo y dictatorial y desear construir una Honduras más justa mediante la convocatoria a una nueva Asamblea Constituyente. Vidas dignas, sacrificadas por las fuerzas siniestras que dirigen el tinglado político del país.

El lunes 19 de este mes se divulgó que el decreto que imponía el estado de sitio, después de dos o tres semanas de calculadas dilatorias, se había publicado en el periódico oficial. Supuestamente, se había restablecido el derecho a disentir, a expresar inconformidad y a manifestar el desacuerdo con ideas o actos con los cuales no se comulga.

Sin embargo, ese día, cuando se inhumaron los restos del dirigente sindical Jairo Sánchez, se asesinó al maestro Eliseo Hernández Juárez, líder ecologista, dirigente de la Resistencia y candidato a vicealcalde en su comunidad. Además se «gaseó» y capturó a manifestantes en San Pedro Sula y Santa Bárbara. Entre los capturados estaba Julio Corea, Procurador de los Derechos Humanos que fue vapuleado salvajemente. El martes, en la primera ciudad, se reprimió la marcha de varias organizaciones feministas y, en Tegucigalpa, se asesinó a Marcos Martínez, dirigente de la colonia Divanna. Siempre en la capital, el miércoles se hirió de gravedad a Marcos A. Garay, presidente del Comité de Patronatos de Honduras y se capturó a varios de sus miembros. El 21, en San Pedro Sula, los represores agredieron de nuevo en el parque central. Todo esto ratifica que, en Honduras, la ley es papel mojado y sólo sirve para tratar de engañar al mundo. En la práctica, la maquinaria represiva está bien engrasada y no se detiene.

Ni se detendrá. Honduras gira ya en una espiral de violencia que puede durar un tiempo indefinido. Para estar de acuerdo con ese escenario, los medios desinformativos han recargado baterías con el propósito de condicionar la mente de los receptores para que acepten y vean como normal o justificada la intensificación de una operación de aniquilamiento que baraje lo selectivo y lo indiscriminado como forma de sembrar el terror y amedrentar a la disidencia. Los blancos ya están señalados: líderes populares específicos, pero también cualquiera que externe públicamente su descontento. Por los indicios que saturan el ambiente —a menos que, como por milagro, surjan fuerzas que se opongan a la locura fascista—, se está a un paso de reeditar la versión hondureña —corregida y aumentada— de la terrible historia que se vivió en décadas pasadas en otros países de Centroamérica.

El maquiavélico plan ya está en camino: intensificar las acusaciones de vandalismo o terrorismo contra los miembros de la Resistencia a la que se pretende criminalizar endilgándole el membrete de movimiento armado, insurgente o guerrillero. Las informaciones sobre supuestas compras de armas en los países vecinos apuntan hacia ese objetivo. Pronto veremos que cualquier acción punible que no pueda aclararse se le endilgará a la Resistencia a la que se asimilará, aún más, con las «maras» o con cualquier grupo disociador.

Ese contexto explica el aterrador mensaje de odio y exterminio formulado por Juan Ramón Martínez quien exhorta al Tribunal Supremo Electoral (léase ejército y policía) a que aplique «el látigo para detener a quienes pretenden turbar la tranquilidad nacional y comprometer el futuro de las nuevas generaciones» (La Tribuna, 20.10.2009). Una clara directriz metodológica dentro del criminal engranaje que pretende conducir al país a una guerra civil o a una situación de anarquía generalizada que tendría tres beneficiarios inmediatos: el régimen dictatorial que se implantaría definitivamente; los fabricantes y vendedores de armas y los consorcios farmacéuticos. Y con una especie de humor macabro también podríamos incluir a las empresas funerarias y a los fabricantes de ataúdes.

Desde el momento en que surge, la Resistencia ha enarbolado, como bandera de lucha, la no violencia. La resistencia activa. La desobediencia civil. Alimentada de un profundo pacifismo que reniega de la guerra como instrumento para dirimir los conflictos, con reiterada convicción, la Resistencia se ha opuesto a toda forma que implique el uso de la fuerza, ya que éste es un mecanismo irracional, antihumano y cavernario.

Esa filosofía de lucha hizo que la Resistencia encontrara un eco inmediato en inmensas capas poblacionales sin discriminación de ninguna especie: miembros de las diferentes etnias, campesinos, obreros, maestros, profesores y estudiantes universitarios, pintores, teatristas, maestros, médicos, escritores, periodistas, poetas, abogados, historiadores, amas de casa, comerciantes, personas de la tercera edad, candidatos a cargos de elección popular, músicos, religiosos católicos, pastores evangélicos, monjas, feministas, militantes de partidos políticos, etc.

Pero jamás, los miles y miles de hondureños que nos hemos integrado a la Resistencia hemos visto un arma o leído algún instructivo sobre formas de ataque o algo parecido. Asimismo, en cada caminata, un férreo comité de vigilancia ha impedido desmanes y acciones provocativas. Inclusive, han detectado a infiltrados con armas que han entregado a los cuerpos policiales.

Por eso mismo, nunca, en la historia del país, había surgido un movimiento con tal capacidad de convocatoria. Además, no se piense que está muerto. Ciento veinte días de lucha, que implican incalculables sacrificios personales: muertos, gaseados, capturados, toleteados y agredidos de mil maneras, no han hecho más que incrementar la rebeldía y la determinación de continuar oponiéndose a la arbitrariedad, razón por la cual se rechaza un proceso eleccionario impuesto, ilegal y «tutelado» por la mano militar.

Sólo un ciego mental o un espíritu obnubilado por el odio personal a Mel Zelaya puede equiparar ese conglomerado humano con hordas anárquicas y vandálicas. Al respecto, en el artículo citado, se vierten conceptos dignos de incluirse en una antología de la infamia: «La población le ha tomado la medida a la resistencia. Sabe que los seguidores de Zelaya, turbados por la falta de dirección conjunta, sólo actúan bien cuando se imponen la meta inmediata de destruir vidrieras, meterle fuego a los edificios o pintar vulgaridades en iglesias, edificios públicos o en las residencias de los líderes que les han plantado cara. Saben que no les motivan ideales que trasciendan más allá de la paga, la oportunidad de hacer turismo revolucionario; o la anticipación de soñar en recibir algunos beneficios que resulten de quitarles los bienes a los ricos para repartirlos entre los pobres». Palabras que, más que mellar a la Resistencia, vulneran conceptos éticos. Pero esto último, por cierto, parece excluido del vocabulario y de la práctica política golpista.

lunes, octubre 19, 2009

La mirada herida de Herta Müller


Según Babelia, el suplemento cultural de El País, “con el Nobel y con su libro El hombre es un gran faisán en el mundo, Herta Müller parece haber terminado su misión: una obra centrada obsesivamente en su experiencia dramática así como en el sufrimiento y el desarraigo de la colectividad alemana en Rumania. Antes de esperar a ver si surgen otros temas en la obra de esta escritora, los lectores descubrirán en sus libros un universo alucinante enriquecido con la trágica historia del siglo pasado”.

De Herta Müller, premio Nobel de Literatura 2009, leí hace un par de años El hombre es un gran faisán en el mundo, pero tras echar un vistazo a esta nota: La mirada herida de Herta Müller, firmada por la escritora rumana Gabriela Adamesteanu, me siento obligado a releerla.

jueves, octubre 15, 2009

Las manos de Leo. Débora Ramos


Las manos de Leo
Son un enjambre de palabras
Pájaros en protesta
y caminar de peregrino
Es paso, es beso, es abrazo
Es el evangelio de los hombres y mujeres con dignidad
Es puño levantado
Es donde reside la alborada
De los nuevos días
Las manos de Leo son fértiles
Porque inventan ríos
Y diseñan mares colectivos
En el perfil de una nueva historia
Las manos de Leo
Son mil manos salpicando de amor las veredas
Y tejiendo el consuelo de toda una patria en resistencia

miércoles, octubre 14, 2009

El cuerpo en que nací. Guadalupe Nettel


Nací con un lunar blanco, o lo que otros llaman una mancha de nacimiento, sobre la córnea de mi ojo derecho. No habría tenido ninguna relevancia de no haber sido porque la mácula en cuestión estaba en pleno centro del iris, es decir, justo sobre la pupila por la que debe entrar la luz hasta el fondo del cerebro. En esa época no se practicaban aún los transplantes de córnea en niños recién nacidos: el lunar estaba condenado a permanecer ahí durante varios años. La obstrucción de la pupila favoreció el desarrollo paulatino de una catarata, de la misma manera en que un túnel sin ventilación se va llenando de moho. El único consuelo que los médicos pudieron dar a mis padres en aquel momento fue la espera. Seguramente, cuando su hija terminara de crecer, la medicina habría avanzado lo suficiente para ofrecer la solución que entonces les faltaba. Mientras tanto, les aconsejaron someterme a una serie de ejercicios fastidiosos para que desarrollara, en la medida de lo posible, el ojo deficiente. Esto se hacía con movimientos oculares semejantes a los que propone Aldus Huxley en El arte de ver pero también –y esto es lo que más recuerdo– por medio de un parche que me tapaba el ojo derecho durante la mitad del día. Se trataba de un pedazo de tela con las orillas adhesivas semejantes a las de una calcomanía. El parche era color carne y ocultaba desde la parte superior del párpado hasta el principio del pómulo. A primera vista, daba la impresión de que en lugar de globo ocular sólo tenía una superficie lisa. Llevarlo me causaba una sensación opresiva y de injusticia.

Este es el inicio del texto titulado “El cuerpo en que nací”, que la escritora mexicana Guadalupe Nettel publicó en la revista Letras libres en una sección especial titulada Autobiografías precoces. Sería una lástima si llegó hasta aquí y no se decida a leerlo completo en su versión pdf. Hágalo, no se arrepentirá.

martes, octubre 13, 2009

HondurasUSA resistencia


Ya desde su nota de presentación, los coordinadores de HondurasUSA Resistencia advierten que “para los hondureñas y hondureños en el exterior no hubo necesidad que nadie nos convocara, desde el mismo día del golpe de estado militar en Honduras comenzamos a trabajar contra el salvajismo de la bota militar, a exigir la salida de los golpistas y el retorno a la institucionalidad, misma que comienza con la restitución del Presidente Constitucional de la República de Honduras, Manuel Zelaya Rosales”.

Y a partir de ese momento, este grupo de valientes patriotas se reunieron en la ciudad de New York para sumar sus fuerzas y sus voces contra el golpe militar, y el día 15 de septiembre de 2009, lanzaron al ciberespacio su página web: http://www.hondurasusaresistencia.com/, donde el cibernauta acucioso podrá encontrar información de primera mano sobre Honduras y el movimiento de resistencia pacífica contra el golpe de estado. La página ofrece artículos de fondo, en su sección Editoresistencia, firmados por el novelista Roberto Quesada, quien también coordina el equipo integrado por Lucy Pagoada, Rigoberto Avila, Dennis Barcelona, Cristina Flores, Jorge Díaz, Ernesto Galindo, Marco Rosales, Francisco Ruiz, Jesús Flores, Gladys Flores y Javier Avelar. Además, se consignan los enlaces a las páginas de los medios alternativos e independientes como Radio Progreso, Radio Globo, diario Tiempo, El Libertador, Cholusat Sur, Radio UNO y la página web voselsoberano. Y no podían faltar las secciones dedicadas a la Música y la Poesía en resistencia, así como las de noticias y vídeos, y acaban de estrenar su cobertura vía radio.

Sin embargo, estos ejemplares activistas no pierden de vista el sentido pragmático y, en consonancia con las necesidades del activismo pacífico, han establecido un sistema para recaudar fondos con la única finalidad de enviarlos a Honduras como ayuda humanitaria para el Frente de Resistencia contra el Golpe de Estado en Honduras, cuyas actividades también han apoyado “de cuerpo presente”, a través de una delegación que en días pasados se sumó a las marchas pacíficas en Tegucigalpa.

Los Premios Anti-Nobel. Armando García


Tarde nos dimos cuenta de los “Premios Anti-Nobel para recompensar los inventos más delirantes”. Dice la insólita nota del Times que el Comité del Nobel de Estocolmo comenzó este lunes la entrega de sus prestigiosos galardones, pero…, (este es el pero que amuela a los del cuartelazo catracho), en la Universidad de Harvard, los Premios Anti-Nobel 2009 fueron anunciados el jueves pasado.

¡Barbaridad!, de habernos percatado, no son ellos los que le hubieran escamoteado el oro a los Barones de la asonada. Veamos la premiadera de Harvard y comparémoslos con nuestras propuestas: “un sujetador que se convierte en dos máscaras protectoras –una para la usuaria y otra para algún vecino–, trabajo de Elena Boadnar y Sandra Marijan, de Chicago, premiadas en el área de Salud Pública.

Los mexicanos Javier Morales y Víctor Castaño, de la UNAM, por desarrollar cristales de diamante a partir del tequila, recibieron el de Química. El de Literatura se lo llevó la policía irlandesa, por poner más de 50 multas a un tal Prawo Jazdy, cuyo nombre en polaco significa “licencia de conducir”.

Stephan Bolliger de la Universidad de Berna recibió el Anti-Nobel de la Paz por demostrar que las botellas de cerveza vacías lanzadas en una pelea de bar son más efectivas partiendo cráneos que las llenas.

El de Veterinaria fue para dos investigadores de la Universidad de New Castle, por descubrir que las vacas con nombre producen más leche (digno del vástago de Pajarito). Y el Premio de Medicina recompensó a Donald Unger, que durante más de 60 años hizo chasquear los nudillos de su mano izquierda para demostrar que esta costumbre no causa artritis.”

¡Caramba!, nos perdimos el de Física por las balas de goma del Ombudsman y el de Cultura para la Ministra de “facta” por convertir los museos en cuarteles de reservistas y en pasarelas del top model.

Sin duda, el galardón en Mitomanía se lo hubiera llevado el constitucional Führer del Ulúa, por la sucesión constitucional; por falsificar la firma del vaquero do nascimento; por instalar, a garrote vil, este oasis de paz; por desconchabar la imprenta al momento de imprimir las derogatorias; por sus profilácticos disparos de “cero” muertos en la demencial batalla contra el pueblo llano y por haber desatado la Tercera Guerra Mundial de Honduras contra el universo.

lunes, octubre 12, 2009

Honduras y el Nobel para Obama


Honduras otorgará Premio Nobel a Obama
Roberto Quesada

Nadie se nos montará encima si no doblamos la espalda”-- Martin Luther King, Premio Nobel de la Paz.

Excelentísimo Sr. Barack Obama, presidente de los Estados Unidos.
cc: Su Excelencia, Sr. Hugo Llorens, embajador de Estados Unidos en Honduras.

En esta carta-artículo felicito al presidente Obama pues sólo el hecho de que un afroamericano haya logrado llegar a la presidencia de los Estados Unidos, ya es gran hazaña como para ser premiada, no obstante cuando circuló la noticia de que el presidente Barack Obama obtuvo el Premio Nobel de la Paz desató de inmediato una tormenta de críticas, especialmente de miembros del partido republicano. Si bien Obama dijo que lo tomó por sorpresa, más sorpresa causó a los estadounidenses, lastimosamente para Obama las críticas no han llegado solamente de sus enemigos políticos sino también de otros sectores, como lo reporta la BBC de Londres: “Para algunos activistas gays de Estados Unidos, el flamante Premio Nobel de la Paz se ha olvidado de la comunidad homosexual y ha incumplido algunas promesas hechas durante su campaña electoral”.
El presidente de la comisión nacional republicana, Michael Steele, calificó el hecho como "desafortunado" y acusó a Obama de tener un estatuto de celebridad pero ningún "logro real" que lo haga meritorio del premio. No obstante para otros es una esperanza y se le concede no por lo que ha hecho sino por lo que hará.
Cuando me enteré de la concesión del premio a Obama llamé a una delegación de activistas estadounidenses que visitaba Honduras en solidaridad con el pueblo hondureño, liderados por International Action Center, para darles la noticia. En realidad no hubo alegría, como se hubiese esperado en otro momento sino decepción, porque aseguran que hay otras personas en el mundo que tienen más méritos y hasta han arriesgado sus vidas por la paz, además, que ellos estaban siendo testigos de la brutal represión que la dictadura está cometiendo contra el pueblo hondureño y que la administración de Obama no ha hecho lo suficiente para acabar a la brevedad con esa crisis.
En cambio tres legisladores del ala más radical republicana, Illeana Ros, Lincoln y Mario Díaz-Balart visitaron al dictador Micheletti, le brindaron su respaldo y se confabularon para darle curso a unas elecciones que a todas luces es un fraude y que de ninguna manera solventará la crisis hondureña sino que la profundizará en caso de darse en las actuales circunstancias, y de no hacerse dentro del marco constitucional existe la posibilidad de rebelión violenta del pueblo hondureño.
En realidad a Illeana Ros-Lehtinen y a los Díaz-Balart no les interesa para nada el pueblo hondureño, ni siquiera les interesa el dictador sino que lo usan para causarle daño a Obama. Estos legisladores quieren implementar esa dictadura y con ello desestabilizar la región y por tanto a la administración Obama. A estos tres individuos suele encontrárseles en cualquier causa que sea antihumana. Para el caso, como escribe el periodista canadiense Jean Guy Allard (06/10/09): “Illeana Ros-Lehtinen y Lincoln Diaz Balart, solicitaron la liberación del terrorista internacional Luis Posada Carriles, cuando se encontraba enjuiciado por terrorismo en Panamá, dirigiendo cartas a la presidenta panameña Mireya Moscoso en dos oportunidades.”
¿Y quién es Luis Posada Carriles?: “Luis Posada Carriles nació en Cuba en 1928, pero adoptó la nacionalidad venezolana. Fue policía, militar y espía a las órdenes de la CIA. Fue condenado por varios ataques terroristas. El más grave de ellos fue la bomba contra un vuelo de Cubana de Aviación que el 6 de octubre de 1976 acabó con la vida de 73 personas, y del que está considerado autor intelectual.” (La voz de Galicia ‎07/10/2009). Y tampoco debe olvidarse que Illeana Ros-Lehtinen apoyó el secuestro en Miami del niño cubano Elián González. Esta son las amistades de la dictadura hondureña.
Las elecciones sólo pueden ser legítimas con la restitución del presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya Rosales, cualquier otra salida que no sea esa es avalar el golpe de Estado-Militar y por tanto poner en riesgo a toda América Latina. Obama debe de saber que ni el pueblo hondureño ni las democracias latinoamericanas aceptarán nada que no sea el restablecimiento del orden constitucional.
Desde el 28 de junio que dan el golpe de Estado-Militar al presidente Zelaya, las elecciones pasan a ser ilegales al no pronunciarse en contra del golpe los candidatos de los partidos tradicionales y hasta ahora más grandes de Honduras. En la actualidad existe un diálogo entre representantes del presidente constitucional Manuel Zelaya y los representantes del gobierno golpista. La mayoría de hondureños creemos que ese “diálogo” es un fraude, es una trampa dilatoria para que llegue la fecha de las elecciones e intentar con ello justificar el golpe de Estado-Militar y que todo quede como que no ha pasado nada.
Es ni más ni menos lo que ha hecho la dictadura al burlarse de la OEA, de la ONU y del propio Departamento de Estado.
No pueden ser legales unas elecciones en donde el pueblo está sin voz, han cerrado por “decreto” y con violencia militar, el Canal 36 Cholusat Sur y Radio Globo. ¿Quién puede creer en unas elecciones en donde el pueblo tiene un bozal y un fusil apuntándole la frente?
La visión que los estadounidenses han tenido de los políticos latinoamericanos, y no sin razón, ha sido la de despiadados dictadores, corruptos y alejados del bienestar para sus pueblos. Afortunadamente ese estigma está cambiando en el llamado subcontinente, el presidente Manuel Zelaya, para dar un ejemplo, rompió con ese rol impuesto en acuerdo común con los presidentes y presidenciables, razón por la que le dieron el golpe de Estado-Militar, se ha acercado demasiado a su pueblo y lucha por mejorar sus condiciones de vida.
Recuerdo que cuando fui a casa del maestro y amigo Kurt Vonnegut (q.e.p.d), en la calle 48 y Segunda Avenida, para que nos ayudara a difundir la devastación que estaba sufriendo Honduras con el azote del huracán Mitch, en nuestra tercera cita le llevé información y le conté que se había caído un helicóptero y que allí había muerto el alcalde de Tegucigalpa. Vonnegut rió y con su afamado humor, me dijo: “No se ha perdido nada.” Así se ha visto a los políticos de América Latina.
Obama no puede refugiarse en que en el pasado se ha llamado a los Estados Unidos intervencionista, porque la historia es distinta, antes intervenían contra los pueblos latinoamericanos, pues es tiempo que salden un poco esa deuda, interviniendo a favor de los pueblos. Es el caso del pueblo hondureño que solicita con urgencia a la administración Obama mayor firmeza para finalizar con la dictadura.
Si ahora Obama se enfrenta en tremenda batalla por las reformas a la salud, hay que esperar el año que viene cuando aborde el tema de los inmigrantes, por un lado tendrá la presión que ya empieza a ejercerse del pueblo estadounidense y de los propios inmigrantes y por otro la negativa republicana que le vendrá encima. De persistir el golpe de Estado-Militar es inevitable la desestabilización de la región, por tanto no habrá muros, ni patrullas, ni nada que logre detener a millones de inmigrantes latinoamericanos que no tendrán otra opción que irse ilegalmente hacia donde su vecino más rico: los Estados Unidos. Y esto hará aún más difícil la batalla por venir de la administración Obama con las reformas migratorias.
Sr. presidente Barack Obama, usted puede ir en diciembre con la frente en alto a Oslo a recibir el Premio Nobel, Honduras le puede dar esa facultad de merecimiento del galardón, pues si actúa pronta y valientemente puede ayudar a expulsar esa dictadura y así evitar los ríos de sangre que ya amenazan con rebalsar en Honduras, y esto es más que una buena razón para justificar la concesión a su persona del Premio Nobel de la Paz.

Nueva York 12 de Octubre del 2009. Día de la Raza

robertoquesada@hotmail.com
www.hondurasusaresistencia.com

sábado, octubre 03, 2009

Oda a Morazán, por Galel Cárdenas


Oda a Morazán Maisahana:
Un hombre que nos ha parido


Galel Cárdenas

Yo Modesto Oaxaca, hijo penúltimo
De nuestro señor Ahau Albor Madrugada,
rezo aquí en este tzikín donde el katún regresa
A contar con su nube de cielo que arrasa
Los actos que el viento trae
En las copas de los ceibos imperecederos.

Vengo a decir la palabra que baja de Itzamná
Hasta nuestros huesos donde el humus de la tierra
Sabe a maíz tierno, a jugo de mazorca enarbolada,
A masa de maíz en un comal de soles perfectos
Y cálidos como el fuego que consume el tiempo.

No quiero estar a solas con Morazanto,
si no también con las piedras gloriosas de Copán
La ciudad donde la estela es rayo de silencio que trae Hunahpuvuh
La ciudad donde el glifo mayor parece un jilguero de las sombras
La ciudad donde el río es una escalinata líquida
Que baja como un copal oloroso a tiempo sin medida.

El katún de la noche anida
En los brazaletes sencillos y las cuentas de jade
Que relumbran en la soledad de la bóveda celeste.

He aquí, pues, la palabra del Albor madrugada
Que suelta los meses y los años
Como un polvo navegante en las ondas del viento:

Profeta del mundo en el bronce de las cumbres
llama del alba que ciega la luz
eco fecundo y maravilloso que supura fulgor
como el numen de la clorofila inmortal,
Eres.

Maisahana, Uplica, redentor delirante,
Belehecat, Pizacura, Lempira, manantiales del perfil
Que alertan los combates,
Vetas de la ceniza en su llama,
Pétalos del fósforo en movimiento.

Oh gran maestro del alba,
Mago del futuro que es metal en la turquesa,
Gran tapir de la mañana,
Padre formador de la luz
En la faz del cielo,
Engendrador del agua que atraviesa la llanura
En la cabalgata del tiempo,
Oh relámpago gigante que se arremolina
Semilla enhiesta del porvenir.

Nos dijiste: que esta agua sea parte de esta tierra,
Que aquellos árboles sean sombra de este recodo,
Que las montañas sean un instante en la batalla,

Y así fue nacida esta tierra
“como un ramaje de látigos
oh paraíso de llagas implacables”
así naciste la tierra de este Ulúa inmarcesible
tierra fecundada en el suspenso
donde los venados y los pájaros,
los pumas y los jaguares,
los bejucos del arroyo,
dijeron: padre eres mi sendero.

Yo estoy aquí, Modesto Oaxaca,
Penúltimo descendiente de Albor Madrugada,
Para que los jilgueros gorjeen
Y pronuncien tu nombre alabándote,
Padre constructor, maestro gigante
De la historia que engendra el aliento perfecto.

Y no cambiaré mi palabra
Cuando no te escuchen
En la superficie sagrada de la selva.

Eres padre de la germinación
En la vestidura del cielo y del árbol,
En la cabellera del aire,
En el vidrio de las aguas tumultuosas.

Soy tu invocador en la antigua escritura
De la piedra y su arrebol de párpado celeste.

Pero, entonces, algunos procreados
En la encina inquebrantable del alba
No dijeron tu nombre,
Solamente mugieron y graznaron
En la airada ronquera de la noche.

No invocaron tu corazón redimido
En tu sangre de océano y trueno,
En tu arteria de sílaba ferviente,
En tu latido de coral en nieve.

Fueron silencio espantoso
Mutismo nocturno que traiciona
Afonía del odio turbulento
Callada felonía del cuchillo
Perjurio intermitente de la herida.

Fue cuando arrojaste el maíz
Sobre la tierra y pronunciaste:
“Patria de la suerte inmaculada,
fórmate.”

Y entonces cabalgaste
“Por montañas de ríos imposibles,
Por valles de verdura impenetrable
Por ríos que paraban hasta el viento,
Por calles, por abismos,
Por sombras, por inviernos,
Iba en cascos de rayo tu caballo guerrero”

Oh mago que engendra la luz
Y la envuelves en tu mirada
Oh engendrador de la estrella omnipotente
Oh constructor del hombre y la mujer
Que exaltan los dones de la tierra prometida.

martes, septiembre 29, 2009

José Adán Castelar, testigo de su época

D. R. Foto de Fabricio Estrada

José Adán Castelar:
“Exijo el castigo para los culpables de este caos golpista”

En entrevista telefónica desde Tegucigalpa, el poeta José Adán Castelar (1941) insiste: “vemos indignados, cómo los medios de comunicación independientes son objeto de atentados, sabotajes e intimidaciones, para impedir que divulguen lo que realmente está pasando en Honduras”; lo había escrito mediante una Carta abierta, junto a otros dos Premios Nacionales de Literatura (Rigoberto Paredes y Pompeyo del Valle). En la madrugada del 28 de septiembre, el Grupo Cobra de las Fuerzas Armadas asaltó y clausuró las instalaciones de Radio Globo y Canal 36 Cholusat Sur.

José Adán Castelar, es Premio Nacional de Literatura (1988), autor de: Entretanto (1979); Sin olvidar la humillación (1987); Poema estacional (1989); Tiempo ganado al mundo (1989); También el mar (1991); Rutina (1992); Rincón de espejos (1994); Laodamia (1999); Venus en el campo (2001); Cauces y la última estación (2006) y Nombrar (inédito), entre otros libros de poesía y cuentos. En la actualidad se encuentra retirado de los escenarios poéticos, sin embargo responde a Clarín.cl “Yo, como poeta, busco ese aislamiento pues creo que mi multitud son las palabras y mi deber lo que haga o no haga, esos son los deberes ciudadanos, deberes éticos”; así que, ante la coyuntura rompió el silencio.

A 3 meses del golpe, la dictadura hondureña decretó Estado de Sitio y anunció que no respetará el estatus diplomático de la Embajada de Brasil en Honduras; el poeta Adán Castelar afirma: “Espero la restitución del Presidente Manuel Zelaya y la vuelta a la libertad, la democracia y el respeto a la institucionalidad de la República de Honduras. Y, desde luego, exijo el castigo para los culpables de este caos golpista. Con los Sonetos de la Muerte, de Gabriela Mistral, basta. Con los sonetos de los clásicos universales dedicados a este tema, basta. Que nuestra realidad sólo escriba poemas a la vida, transparentes, palpables: pan, trabajo, paz. Ya viene la solución, y el castigo. Para los golpistas: ¡ni olvido ni perdón!”.

MC.- Usted y otros poetas, escribieron una Carta abierta: “vemos indignados, cómo los medios de comunicación independientes son objeto de atentados, sabotajes e intimidaciones, para impedir que divulguen lo que realmente está pasando en Honduras”; pese al Estado de Sitio, ¿por qué las huestes de Micheletti no han podido decomisar la palabra?
JAC.- Porque los golpistas nunca piden la palabra para hablar, sino para mentir, y porque según la Junta Cívico-Militar: “Dios se expresa por intermedio de ellos”. Micheletti dice que más de 125 medios de comunicación están a su favor, y todavía se pregunta: “¿Por qué, entonces, un canalito y una estación de radio insignificantes tienen de rodillas a todo un pueblo?” él no se da cuenta -y cómo- que el pueblo está en las calles protestando, y que las otras manifestaciones, las de los blanquitos o perfumados, tienen compromisos monetarios, pero no deberes. Deberes ciudadanos. Deberes éticos.

MC.- Con su escritura ha incursionado en escenarios guerrilleros, ¿por qué le ha dado voz narrativa a los excluidos y clandestinos?; ¿imagina una insurrección si los golpistas extienden los asesinatos, cautiverios y torturas?
JAC.- Es mi poesía la que siempre ha estado al servicio de los excluidos y clandestinos. Si estuviéramos en la década de 1980, la insurrección hubiera sido la única salida; pero ahora hay otras instancias, otras prerrogativas a nivel internacional, en tiempo contado, claro. Además, los políticos tienen otras armas: el diálogo y el entendimiento. “El tiempo trae la sed”, dijo Horacio. Y también las acciones, digo yo.

MC.- En entrevista con Fausto L. Henríquez, usted dijo: “Yo entiendo el cuento como un soneto, no con catorce versos, que tenga las tres categorías que tiene el cuento y con un final sorpresa”; ¿qué final espera para la crisis hondureña?, ¿no le parece que la muerte ya escribió demasiados sonetos en Tegucigalpa?
JAC.- Espero la restitución del Presidente Manuel Zelaya y la vuelta a la libertad, la democracia y el respeto a la institucionalidad de la República de Honduras. Y, desde luego, exijo el castigo para los culpables de este caos golpista. Con los Sonetos de la Muerte, de Gabriela Mistral, basta. Con los sonetos de los clásicos universales dedicados a este tema, basta. Que nuestra realidad sólo escriba poemas a la vida, transparentes, palpables: pan, trabajo, paz. Ya viene la solución, y el castigo. Para los golpistas: ¡ni olvido ni perdón! El arreglo al problema tenía que surgir de los Acuerdos de San José, pero los testarudos golpistas lo evitaron. Pero hay otros caminos. Ya vendrán.

MC.- Han transcurrido 94 días de resistencia pacífica, ¿qué es lo que más le conmueve y admira?
JAC.- La heroica fortaleza de la Resistencia. Sus miembros son ya el orgullo y el honor de todo un pueblo, y ya integran lo que dijo Biko: “Cambia el modo de pensar de la gente, y ya nada será igual”. Por ellos y ellas pronto habrá un nuevo qué decir y qué hacer para todos nosotros. Eso espero.

MC.- Así como vemos y leemos a escritores en la Resistencia, sabemos de mercenarios que prostituyen la palabra; ¿todavía se pueden redimir los propagandistas del golpe?
JAC.- Por suerte en nuestro país conocemos a estos mercenarios y lacayos, y hagan lo que hagan, jamás habrá redención para ellos. ¡Lástima! Entre estos pajes y tarifados hay uno o dos que apreciábamos. Lo sucedido el 28 de junio los desnudó para siempre. Ahora ellos vivirán cerca de nosotros y nosotros lejos de ellos.

MC.- ¿Qué noticias tiene sobre La Ceiba, su tierra natal?, ¿mantiene comunicación con los garífunas y otras minorías étnicas de Honduras?
JAC.- La ciudad puerto de La Ceiba fue mi primer poema y continúa su azulear en mi obra. Mi madre pertenecía a la etnia Lenca, y crecí y estudié en medio de los garífunas. La comunicación es atávica y continua. Las noticias son idénticas a lo que ocurre en Tegucigalpa: Estado de Sitio, toque de queda, represión, violación de las garantías individuales y crímenes de lesa humanidad.

MC.- ¿Ha conversado con poetas del extranjero sobre la crisis hondureña?, ¿los escritores hondureños están aislados por la comunidad internacional?
JAC.- No he conversado con ninguno, para bien o para mal mío. No guardo respeto alguno por la urgente necesidad del e-mail, en cambio sí por el otro correo: el viejito, el anticuado, el pasado de moda: el escrito de puño y letra y enviado con timbre postal. Los novelistas están menos aislados que los poetas. Por ejemplo, Roberto Quesada internacionalizó su obra. Yo, como poeta, me busco ese aislamiento pues creo que mi multitud son las palabras y mi deber lo que haga o no haga, esos son los deberes ciudadanos, deberes éticos. ¡Vaya pedantería!, pero me opongo a lo conocido de nombre, prefiero el anonimato y el silencio. Y un buen trago de vino, por supuesto.

MC.- “Alta es la noche y Morazán vigila”, tomando en cuenta que lo leerán en Santiago de Chile, ¿de qué forma dialoga su poesía con Neruda?
JAC.- ¡Ah, nuestro padre común, Neruda! igual que Rubén Darío. En mi adolescencia lo amé y terminé odiándole porque a mis dieciocho años nunca pude escribir un poema como el número 20 o como “Un asesino duerme” de Canto general (1950), y otros. Aunque pronto comprendí que lo que “natura non da”, cuando Neruda murió escribí un poema en su honor. Luego redacté uno o dos artículos relacionados con él. Hubo un poeta nuestro llamado Nelson E. Merren, que cada vez que aparecía un libro de Neruda en Argentina o en Chile, viajaba hasta esos países para adquirirlo en vivo y fresquito. En este caso, la solvencia económica es un don.

MC.- Finalmente, en abril entregará un libro inédito a las imprentas, ¿incluirá algún poema sobre la resistencia al golpe de Estado?
JAC.- Sería en abril, pero del año 2011, en Honduras es más fácil escribir un libro que editarlo. Pero tengo pendiente por publicar, sobre todo un libro de relatos breves. Y ya saldrá, del presente político nuestro, algo nuevo. Creo en lo que dijo Salvatore Quasimodo: “el poeta debe ser testigo de su época”.